Seguidores

sábado, 25 de febrero de 2017

La pequeña "Maison Bois"

  Hace unos días leí por ahí un artículo en el que el autor hacía chufla de la gente que decide poner un nombre a su casa e ilustraba acerca de algunos de esos nombres que, a su juicio, aparte de la sinsustancia de nominar a una casa, sumaban un plus de excentricidad por lo llamativo de la denominación elegida. Yo respeto su opinión, por supuesto, pero discrepo. Acabo de ponerle nombre a la última casita que he construido, mi pequeña “Maison Bois”, “Casa Madera” si he de dar gusto a mi amiga aragonesa que no entiende de mi querencia a nominar mis pequeñas cosas con el idioma que me viene al pairo :)

  No es en realidad una de “nuestras” casitas, sino una casita de juguete para manos pequeñas y probablemente por eso, no alcanza el estándar en cuanto a medidas se refiere, ni el nivel mínimo de "calité" del que creo que a todos nos gusta partir, pero tiene, como Pinocho, un corazón de madera y el encanto suficiente como para provocarme la excentricidad -si es que lo es- de mentarla por su propio nombre y dedicarle los mimos necesarios para que luzca como debe lucir una casita del Paseo de la Alameda. Mi “Maison Bois” está solo a un paso de “Cherubín” y abre sus ventanas al arco de la fuente del rincón de las mimosas :)


  Se la debo a mi amiga Mje y al hecho de que su hija haya llegado a esa edad en que las niñas consideran que jugar a casitas ya no les incumbe; espero que, de aquí a unos pocos años, no se arrepienta; yo aún peno por una escuela diminuta que, de pequeña, tenía guardada en un maletín y vaya usted a saber que avío le daría mi madre... Pero empecemos por el principio! Así es como llegó a mis manos...



  A mis gatas les gustó nada más verla, a pesar de sus líneas rectas y su abrumadora sencillez, aunque he de decir también que a las dos se les erizó el rabo cuando vieron que las paredes estaban forradas con montones de pegatinas...


  He necesitado un tiempo más que considerable para decidir qué hacía con ella... pensé en ponerle tejas, enriquecer las molduras, cambiar la puerta... pero al final me di cuenta de que quería conservarla... vestida de domingo, pero tal y como es, con el encanto que mantienen siempre las pequeñas cosas que no penan al mostrarse tal cual son y engrandecen con orgullo su escasa importancia... Solo es una pequeña casita de madera, la "Maison Bois" de mi Paseo de la Alameda y como tal se muestra :)

  Ocre y marrón glacé con detallitos en crema para que el sol pueda recrearse con ella a la hora de la merienda :)



  Con ventanas al norte y al sur para que la luz encuentre siempre un hueco por el que colarse :)





  Entramos? Aún es pronto para saber quien habitará en ella, pero sí puedo mostraros los suelos, paredes y colores que recibirán a quien lo haga y presentaros las cuatro estancias en las que hilvanarán sus historias :) 



   Un poco más de cerca? :)



 Como veis, en la planta baja está la cocina... me enamoré de esos azulejos a los que la foto no hace justicia... parecieran de color beige pero en realidad son un toffe al borde del mostaza, alegre y luminoso, con el que también he pintado los marcos de las ventanas :) No sé si tendrán cocina eléctrica o un fogón de leña, pero creo que esa cocina olerá a castañas en otoño, a bizcocho en invierno y a clavelinas en primavera y en verano :)



 Al lado de la cocina está el salón... rojo sin estridencias y tostado me pareció que sería la tonalidad perfecta para toda la vida que bullirá bajo su techo :)




  Mi "Maison Bois" llegó sin escaleras y estoy segura de que no voy a necesitarlas así que subamos a la planta de arriba sin doblar las rodillas :)  Esa mezcla de flores, rayas y cuadros, rosas, granates y rojos... esos lacitos... me rechifla el baño de Bois! :)



   Y para terminar... la alcoba... Seguro que Azucena rezongará y me dirá: "no tenías bastante con dormitorio, maña?", Jaaaaa! Pero estoy segura de que no echará de menos el dormitorio cuando yo empiece a contaros los secretos de alcoba de mi "Maison Bois" :)



 Hay un hueco más bajo el tejado, al que se accede por el lado opuesto de la casa... un desván bajo cubierta donde yo imagino muchos niños leyendo libros de cuentos, susurrando confidencias, escondiendo tesoros... Es difícil de fotografiar pero al menos lo intento para que os hagáis una idea... El tejado no encaja del todo bien, pero no será problema cuando yo me haya ocupado de ese desván :)



 Y hasta aquí puedo contaros de momento... todo el resto de la historia está por escribir, hoy por hoy es un misterio... por ahora, una bruma encantadora envuelve la leyenda de mi pequeña "Maison Bois" ♥

   :)

lunes, 13 de febrero de 2017

La casita de Moo

   Nada es lo que parece... Por muy nítida que sea la apariencia, siempre hay un as bajo la manga por descubrir... Supongo que forma parte del juego de la vida...

  Os gustan las nueces?

    
  Dicen los que saben que las nueces siempre deberían estar presentes en nuestra dieta... Afirman que son muy beneficiosas para prevenir la osteoporosis, que son ricas en antioxidantes y vitaminas que potencian el desarrollo intelectual y que nos ayudan a mantenernos alerta :) y por tanto -esto ya lo digo yo- harán posible que, más allá de las apariencias, seamos capaces de descubrir cómo es el conejo que se esconde dentro de cada chistera... suponiendo que sea un conejo...


  A Moo, como a mí, le gustan las nueces... Uno nunca sabe en qué esquina te puede acechar un gato y siempre está bien mantenerse alerta y tener un refugio donde poder abandonarse al sueño sin temor... Toda precaución es poca! Esto ya os lo he dicho, verdad? :)


  Sabéis cuales son los cinco pilares del bienestar de un ratón? Una despensa bien surtida, un colchón bien mullido con una manta cálida y suave, el abrigo del fuego junto a la chimenea, una butaca y un libro en el que perderse :) Moo lo tiene todo! Antes de construir su nido, se comió la nuez...  Astuto! :)



  A pesar de que hace ya tiempo que nos conocemos, Moo sigue siendo muy reservado con sus cosas y yo trato de no ser indiscreta, ni ponerle en apuros, pero las nueces que he comido me hacen intuir que hay una damita escondida tras el telón... ese cuadrito en la pared y esos caprichos sobre la chimenea hasta hace poco no estaban ahí y conociendo a Moo, es impensable aceptar que fueron sus patitas las que los pusieron en ese lugar... Quien habrá sido? Algo me dice que para desvelar ese misterio hay que "chercher la femme" :)


  Feliz día de San Valentín! ♥ Feliz cumple mañana, Vic!!!




  :)

jueves, 9 de febrero de 2017

Rombo y Requesón

 Rombo era un ratón perro-flauta, cimarrón y arrabalero... correteador incansable, bandido y seductor... no os daré ratón por liebre... 



  Pero he dicho "era"... Lo fue hasta la tarde en que arrancó de los dientes de un gato pardo el cuerpecico inerte de Requesón y aquello lo transformó hasta el punto de volverlo casi irreconocible...



  Requesón es un ratón de laboratorio que vino a caer en las fauces de un gato pardo huyendo de las jeringuillas; buscando el sol, vino a terminar en un túnel negro como la noche negra y, de no haber sido porque aquella tarde a Rombo lo volvió loco el olor de las sardinas de aquel contenedor, ahora no estaríamos hablando de él...



  El instinto de ratón debería haber llevado a Rombo a correr a todo lo que dieran sus fuerzas y ponerse a salvo, pero el efecto que en sus oídos produjo el lamento de aquel pequeño ratoncito blanco, hizo que optara por la más arriesgada de las opciones y mordiera con toda su ansia el rabo pardo de aquel gato negro provocando un chillido que liberó a Requesón dejándolo tendido en el suelo; y al acercarse a él para llevarle consuelo, una extraña fuerza  estremeció su corazón y trajo a su memoria un recodo de alameda y el nombre que, apasionado, había susurrado en una noche de luna que ya creía olvidada... Dana... y la añoró y la deseó a su lado como hasta entonces no había añorado, ni deseado nada...







  En los días que siguieron, cuidó amoroso del pequeño Requesón, si lo hubierais visto! Lo arropó y lo veló sin descanso, lamiendo sus heridas y refrescando su frente asediada por la fiebre... le hizo tragar un bote de sopa que el destino puso en su camino y no hubo segundo en aquellas largas horas en que no lo atormentara su cobardía en aquel amanecer de alameda cuando, aterrado por el tronar de su corazón, abandonó los dulces brazos que, confiados, la noche recostó sobre su pecho... Dana... Y acunando y consolando entre sus brazos aquella pequeña bolita de peluche blanco, le habló de ella... de la dulzura de sus caricias... de la luz de su mirada... de su magia para hechizar el alma y del calor que emanaba... y perdidos, uno en la pesadilla y el otro en el recuerdo, conformaron el sueño de tenerla para siempre a su lado y vivir la vida entera al abrigo de su corazón... Dana... 





  Y amaneció... Los ojos de Requesón se abrieron una madrugada para alborozo del que ya era su padre y juntos repusieron las fuerzas y las ganas, decididos a remover el mundo hasta encontrarla, el uno para recuperarla, el otro para pedirle que fuera su mamá...







  Se acercaron hasta las puertas de "Cherubín" a última hora de una fría y desapacible tarde del mes de enero y preguntaron por ella con tanto anhelo en la mirada que un corcho se hubiera estremecido... Me di cuenta de que ninguno sabía de Madelaine y decidí dejar que fuera Dana quien les explicara esa parte de la historia... sí les conté que se había marchado lejos, a un rinconcito embrujado de un jardín junto a la Alhambra y aceptaron una tacita de sopa y un poco de queso que yo acababa de comprar... quise vestirlos de domingo pero tenían demasiada prisa y demasiado camino por delante y ocuparon todo el tiempo que pasaron conmigo en elegir, una a una, las pequeñas perlas que conformaron el collar que Rombo se llevó para ella... Dana... 


  





  Mucho tiempo después de que la luna olvidara su imagen alejándose por el sendero, seguía retumbando en mis oídos la vocecita temblorosa de Requesón preguntando a su padre: "papi... tú crees que ella también me querrá a mí?"  





  Los habéis visto? Alguien sabe algo de ellos?  Por favor, no dejéis de contarme!!! Necesito saber si la encontraron!!! Necesito saber si, al ver a Madelaine, Rombo reconoció a su hija sin que Dana tuviera que decirle nada... Necesito saber que todo salió bien... Dana... ♥




 Atentos, corazones, el día de los enamorados ya se ve en el calendario!!! 


   :)

domingo, 5 de febrero de 2017

Eliyó... me presento :)

     Ya os conté que Eli (Ooakminis en el Foro), atrapó mi estrella fugaz y me la envió a casa... Ahora hay un antes y un después en torno a eso y todo un mundo que volver a recorrer, esta vez, "de verdad" :)
  
  Aunque en "Cherubín" no abrimos hasta las diez, me levanto temprano; no nos gusta que los bebés tengan que madrugar pero me vuelven loca los días largos en los que el tiempo no puede robarme los pequeños ratos :) Lo primero que miro al despertarme es la cara que trae el día, es importante no equivocarse con los zapatos :) Por eso, me ocupé de que mi habitación fuera espaciosa y tuviera un enorme ventanal al que poder asomarme para escudriñar el día, el despertar de la Alameda y el mundo inmenso que hay al otro lado de ese cristal...



  Me encanta recorrer los pasillos y rincones de mi casita por la mañana y entretenerme en pequeñas cosas que no llevan a ninguna parte... Antes de Eli, solo podía hacerlo con las alas de la imaginación... después de Eli, ha dejado de ser un sueño para convertirse en magia :) 



  Siempre me pregunté si habría acertado realmente con la talla de mi sombrero... he comprobado que si! :)  


  Disculpadme un segundo, por favor! Las pamelas son sin duda uno de los tocados que más favorece, pero hay que tener cuidado cuando una se las quita... :)


  Nunca salgo de casa sin entrar en el cuarto rosa... hay tanta vida siempre en él... Además, desde su ventana puedo ver la fachada de "Cherubín"; hay una mejor manera de saludar al día? Yo creo que no :)

  

  Si de algo me alegro, es de haber puesto rosas sobre la mesa de la cocina! Nunca pensé que pudiera llegar a disfrutar su perfume... llena tanto! ♥ Casi como los dulces de mis hermanas que abarrotan la mesa... Mmm!!! Tendré que andar con cuidado si quiero que mi Eliyó pueda seguir entrando en sus pantalones :)

  

  Pero basta de charla!!! Pronto darán las diez! 



  Adelante! Será un placer recibiros! :)



  No tengáis prisa... y tampoco os sintáis obligados... "Cherubín" entiende que los bebés requieren su tiempo y que contemplarlos por el simple gozo de hacerlo es uno de los grandes regalos que nos da la vida... Entretanto, yo iré preparando un faldón... hay un nuevo bebé que espera su fiesta, aunque eso será otra entrada... 


  Ay, Eli! Qué dicha poder jugar mi sueño! Gracias!!! ♥





:) 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...