Seguidores

lunes, 25 de enero de 2016

El dormitorio

 Quizá una de las cosas más maravillosas de una casita de muñecas sea toda la cantidad de historias que se pueden entrelazar a su sombra... Os hablaba el otro día de la dama que teje en el ático... Quizá no sea la misma dama que mece la cuna que hay en la alcoba de la segunda planta... o tal vez el tiempo ha volado; quizá su caballero sí llamó aquella tarde y la vida siguió su curso trazando a su paso una estela de luz :), quien sabe? El punto de azúcar es que tampoco importa demasiado, en la segunda planta, duerme una dama y, pegada a su cama, hay una cunita en la que sueña confiado un bebé :)

 Si apartamos un poquico la cortina y nos asomamos por la ventana que hay sobre el comedor, a un solo golpe de vista se abre a nuestros ojos un cuarto que lleva el inconfundible sello de una mujer :)


 Es una habitación luminosa y espaciosa en la que mi dama vela el sueño diurno del bebé, entre el revuelo alegre y alborotado de todos los caprichos que ella guarda en esa alcoba y el remanso de intimidad y sentimientos que representa su escritorio y la vida que deja correr entre sus dedos cuando se recoge en él. Al caer la noche, el bebé sueña acunado en los brazos de un profundo sueño, la penumbra desdibuja el escritorio y los caprichos de mujer y el caballero se recuesta a su lado y la abraza y la lleva en volandas hasta los confines del bosque en el que se conocieron y que ella representó en el lienzo que pende sobre su cama :) Así lo ha hecho cada noche desde que la conoció y así lo hará todas las noches que restan por venir...


  Adelante! Dejad de escudriñar por la ventana :), la puerta de la alcoba de mi dama hoy está abierta  y sé que ella no se molestará si la recorremos un ratito :)... 
  
 El escritorio ocupa el primer espacio al que se accede desde la puerta. Es uno de mis kit, prudentemente tintado y barnizado :). Mientras duraron esos kit, en mi casa estaban todos encantados, no tenían que romperse la cabeza pensando en qué podrían regalarme y sabían de antemano que el éxito estaba asegurado :)


 También monté y tapicé la banqueta... es un regalo de familia que mi dama siempre quiso conservar... la tía Theresa tocaba el piano y cuando trasladó su residencia a su pequeña casita de campo, resolvió su problema de espacio encasquetando a mi dulce dama su piano de cola y la banqueta :). El piano se quedó en la planta baja, pero la banqueta se vino aquí con ella, algún día os contaré por qué... La planta que veis en primer plano no es natural, os habéis dado cuenta, verdad? Es una planta artificial, lo digo sin complejos, en ese rincón la luz no atiende a las plantas como debiera y mi dama y yo preferimos dar color apañando esas hojitas con alambre, cinta de carrocero y manos torpes :). La maceta es una preciosidad de cerámica que tampoco tuvo reparos en acoger al "patito feo" y yo tejí con mi gancho ese tapetico café con leche para que no me rayara el suelo :) Para ser una planta artificial que solo pretende dar color a un rinconcico no está mal, eh? Jaaaaa!


 Sobre el escritorio coloqué todo lo que me vino a las manos con su correspondiente tutorial, sobres, papel de cartas, postales, cuadernos, gafas, pisapapeles, agenda, tarjeteros... hasta un bolsico que mi dama lleva siempre consigo cuando sale de mañana a hacer esas compras sin trascendencia que alimentan la sonrisa sin que la cartera apenas se entere :) Ojo a la alfombra que me la tricoté yo! Más que apreciarse, se intuye, creo que con eso basta pero no está de más reparar en ella :)


 Al otro lado del escritorio está la puerta que da acceso al baño, esa es otra historia que seguro que acabaré contándoos, pero hoy nos quedamos en el umbral de esa puerta. Me encantan las casitas con muchas puertas, me encanta que los ojos se detengan ante ellas y el corazón galope en el anhelo de adentrarse en el espacio que insinúan :)


 Oh! Hay un bolso de viaje en el suelo! Será un viaje corto a juzgar por su tamaño :) No es la primera vez que el ímpetu del caballero se los lleva de escapada ♥ :)

 Justo en el lado opuesto de la habitación, junto a la ventana, la dama tiene su cómoda... 


 Esa cajita de pañuelos es una de las primeras minis que hice. La emoción de estirar del pañuelico y comprobar que tras él salía otro que ocupaba su lugar, la tengo guardada en el álbum de las mini emociones de mi vida :); la cajita roja es un estuche de Dior, regalo de mi Azu y en el que la dama guarda una gargantilla, un brazalete y un anillo doro con brillante montao al aire :), los tarritos más grandes son de mi cuenta y riesgo, los pequeñicos que están sobre la bandejita, lo mismo que la toalla que cuelga del lavamanos y la gargantilla que hay junto al espejo, son un regalo de Violeta Llaneza :). No perdáis la vista intentando desentrañar esa foto, las entradas largas son mis especialidad y puedo permitirme una foto más :) 


  Creo que alguna vez ya os he contado que me apasionan las casitas "vividas" y que un detalle que da fe de esa "vida" es encontrar mil y un cosicas cuando abrimos la puerta de un armario o un cajón :) Tiramos de los cajoncitos de la cómoda? :)





 Pero nadie se moleste si confieso que, de todo lo que veis, me quedo con el porta fotos... Azucena decidió que fuera verde chinchoso y así ha de quedarse :), probablemente no hay color en el arco iris que acompañe mejor a toda la carga de sentimiento que recoge, para mí, ese pequeño porta fotos ♥


 Junto a la cómoda, la ventana... Coloqué una cortina sencilla y de tela muy fina, a mi dama le gusta que la brisa la bambolee :)


 Y junto a la ventana... la cama. Como tantas y tantas cosas, fue un regalo y la coloqué tal y como era porque la encontré romántica y deliciosa. Ahora, al mirar esa colcha, algo me dice que la dama hará algunos cambios... Decidí poner una sola mesilla y aprovechar el otro lado de la cama para colocar el espejo y construí una lamparita para dejarla sobre ella. Cuando la dama renueve la colcha, buscará una lámpara con un tamaño menos liliput y espero que bastante más bonita que esa :)




  El camisón sobre la cama nos da una pista sobre la hora que es? O tal vez está recién almidonado y a punto de ser colgado en el vestidor? Yo creo que está anocheciendo :), las zapatillas están sobre la alfombra... mi gancho bien pudo haberlas hecho con la flor en color rosa, a juego con los lacitos del camisón, pero mi dama las prefirió verdes y entendí que tendría sus razones :) Por cierto... el camisón parece cosido por muá? La, la, la...


 Y a los pies de la cama... un baúl, hay algo más romántico? :)


 Cuando lo coloqué ahí, no tenía muy claro como retapizarlo, así que presté más atención a los demás detalles, mi versión del "bolsito clip", mi primera sombrilla y ese sombrero de alameda que tan airosa sabe lucir mi dama cuando, a pasito lento, recorre ese paseo del brazo de su caballero :) Y sí, hice dos modelos de zapatillas y planté las dos en la alcoba sin que me temblara el pulso porque no me decidí a recoger ninguno de los dos pares en el fondo del baúl :)


 Y aunque mi dama tiene un bolsito para las compras matutinas, por las tardes canta otros cantares y ahí tenéis la prueba con esa bolsita tan coqueta :)

 Está anocheciendo y creo que debemos pensar en retirarnos ya. No creo que pase nada si le damos un besito al bebé :), es la hora de su biberón y de todas formas tendrá que despertarse :) No recuerdo de dónde saqué la cunita, la verdad, lo que sí recuerdo es lo mucho que me costó vestirla, aunque no estoy muy segura de que el resultado dé idea de aquel esfuerzo... Y por qué la hice tan sobria? Porque no estaba dispuesta a permitir que nada hiciera sombra a la luz que veo cuando miro al que siempre será mi primer bebé :); cuando lo compré, por el precio de una piruleta, yo creo que Internet aún estaba en el limbo de los desideratum, Señor, Señor! :)


 Ya veo la luna en lo alto del cielo, creo que me he alargado más de la cuenta, espero que haya merecido la pena :) Dulces sueños!



                                                      :)

domingo, 17 de enero de 2016

El cuarto de costura

 Bajo el tejado de mi casita, protegido del ruido y de los malos rayos, se encuentra el ático y en el ático hay un cuarto donde una dama teje y mientras teje, va hilvanando un sueño que hace ya tiempo prendió en la tierra cálida de su corazón y aún vuela :) 

 Comencemos por el tejado! A mí me gustan las veletas; yo no soy una de ellas :), pero me encanta verlas en los tejados, bailando al son que les marca el viento, anunciando por dónde va a llegar la brisa  o la ráfaga oscura que traerá tormenta. Y de entre todas las veletas, a mí deme usted la bruja! :) Por un sinfín de razones, aunque no necesito ninguna, en el tejado de mi casita planea una bruja hermosa sobre su escoba :). Simbiosis de mujer y golondrina, vela sin descanso el cuarto donde la dama teje y el que hay a su lado y donde duerme el bebé. Y protegiendo a mi bruja, porque la quiero, un pararrayos, y para darle calor, dos chimeneas :)


 Bajo esa ventanica que se ve más a la izquierda de las tres, está el cuarto de costura... un modo como otro cualquiera de denominar el rincón más íntimo de mi dama en su casita. Ahí es -ya lo he dicho- donde ella teje, donde cose, plancha e hilvana... pero tejer no es solo entrelazar el hilo con el gancho, hay todo un mundo interior inconmensurable tras el ir y venir de la aguja, un mundo que se rige por sus propias normas, con su particular paleta de colores, un mundo con vida propia que se va forjando al compás de la lana... un cuarto que, al mirar por esa ventana, se desvela así:


 Como el resto de mi casita, está decorado con los dedos que yo tenía cuando empecé y con los ojos desbordados por la luz de una pasión que por vez primera tomaba forma en un sinfín de pequeñas cosas que podía sostener sobre la palma de mi mano. Sigo siendo igual de torpe, pero infinitamente más exigente :), muchas de las cosas que vais a ver hoy no pasarían mi propio filtro, pero nada hubiera sido posible sin ellas :).

 Ese armario de la derecha, por ejemplo... es un kit de esos que tanto me gusta montar :). Me hubiera encantado pintarlo y darle un acabado envejecido, pero la prudencia aconsejaba limitarse a teñir y barnizar y fui prudente. Todas las cosicas que se ven en el interior son "handmade by me", me encanta hacerlo yo! :)


 Sobre el armario hay dos cestas, las veis? Uno de los problemas con los que me encuentro a menudo es que, como soy incapaz de resistirme a según qué cosas, a la hora de colocarlas me encuentro con que tengo más de lo suficiente, un problema que, normalmente, resuelvo a mi modo y manera que no es otra que colocar las dos cesticas de costura sobre el armario y reservar para la tercera un lugar más especial :). Esas dos que veis en la foto solo están tuneadas, la tercera es "handmade by me", la, la, la... Me encantan las cesticas con hilos y cachivaches para coser! :)


 Sé que os habéis fijado también en ese faldón que colgaba de la puerta del armario :) Con él hice mi primer intento del punto "espuma de mar", por él y alguno más que le siguió, mi amiga Vic tiene la mantica más bonita que he hecho en mi vida y yo el orgullo de haberme colado en su cuarto de costura :)


 En fin, avancemos que nos va a anochecer...

 En el lado opuesto de la habitación, está la máquina de coser. Fue un regalo de mis hijos y no la cambio por ninguna. Para que asentara bien, atención a esto, por favor!, para que asentara bien, tejí una alfombra de punto de cruz, siiiii! :), y no solo la alfombra es "handmade", también el diseño es mío y de nadie más. Sucedió que nunca pensé que fuera a terminarla, la empecé como un experimento, un primer ensayo, así que fui improvisando los colores y los dibujos a como me vino bien. Cuando la terminé, había sido tal el esfuerzo que las ganas de hacer otra se desvanecieron y no tuve agallas para meterla en un cajón o tirarla a la basura y desde entonces ahí está :). El cojín que está sobre la silla es mi primer cojín en crochet y la cestica que hay en el suelo, mi cestica "handmade by me", jaaaaa! Os confieso que cuando la acabé, se me saltaban las lágrimas de lo mona que me parecía :)


 También me hice de punta a cabo una tabla de planchar, una plancha y una camisa recién planchada y pulcramente doblada. No se aprecia en la fotografía, pero la tabla tiene un soporte de "hierro" donde se puede dejar la plancha entre vuelta y vuelta.  No es broma, eh?, ahí está!


 Veis el vestido? Mi dama lo guarda siempre en el maniquí, no quiere que el armario pueda arruguar el vuelo de la falda... si finalmente su caballero la invita al baile de la primavera, ella no tendrá que perder un segundo con el "qué me pongo?" Si él hubiera visto ese maniquí... si pudiera imaginar esas perlas acariciando su cuello, yo no tengo dudas de que mi dama bailaría con él... pero el caballero no ha visto el vestido así que habrá que esperar para ver qué sucede... :) 


 No sé a vosotros pero a mí me encantan las casitas a la luz del principio de la tarde, cuando uno se pierde en la penumbra del duermevela y se deja acariciar por el rayo de luz que entra por la ventana, en esa bruma que invita a cerrar los ojos y a la confidencia... A esa luz, así es como se ve el rinconcico donde la dama se sienta cuando no teje, donde vuelca sus anhelos sobre el papel cuando le rebosan, donde escribe las cartas que quizá nunca llegue a leer su caballero...


 Qué bonita se ve la mariposa, verdad? Es uno de los pocos bordados en px mini que he conseguido terminar antes de desesperarme :) Los cuadritos son de Vic... cuando me los regaló creo que ninguna de las dos podíamos llegar a imaginar que el hilo que tejíamos fuera a dibujar un bordado tan maravilloso como la amistad que tenemos ahora...  Los cuadricos me parecieron tan bonitos que tardé un montón de días en ponerlos en su lugar... me encanta tener las minis al alcance, tocarlas, mirarlas, ponerlas sobre la palma de la mano, sentirlas... :)


 Ya estamos llegando al final, el cuarto no da para más, solo resta presentaros a mi dama... imagino que os recordará a otras damas que, con dudosa escala, habitan un sinfín de casitas de muñecas... a mí no me importa, para mí siempre ha sido especial... es la primera muñeca que cabe en mi casita y que pude tener en las manos... viendo su expresión, soy capaz de imaginar un montón de historias... en esta foto por ejemplo, está evocando lo chiquitico que era el bebé que duerme al lado cuando ella tejió para él ese gorrito que cuelga de la esquina del perchero? o quizá le acecha la zozobra de pensar que su caballero no va a llamar hoy? :)


 Si!!! Esa alfombra blanco roto es también "handmade by me"! Cuando el caballero le pida el baile y ella se ponga su vestido y ajuste las perlas a su cuello, caminará arrebolada sobre esa alfombra y el espejo le confirmará lo que su corazón hace mucho tiempo que ya sabe  :)


 Un momento!!! No os vayáis!!! Acabo de colocar la estufa que me trajeron los Reyes!!! Estas casitas son como los lienzos, uno no sabe nunca cual, definitivamente, será la última pincelada :)


:)

sábado, 9 de enero de 2016

La cocina

 Hace unos días os dejé ver algún rinconcico de mi cocina cuando os enseñaba las cosicas que me había regalado Carmen (Pekevasión). Eloísa dijo entonces que se había quedado con las ganas de ver más :) y eso sí que no puede ser! Con lo que me gustan a mí las historias y enredar en el blog! ;). Las fotos no son demasiado buenas, lo siento, pero espero que paséis un buen rato contemplándolas. Por supuesto tenéis licencia para reír todo lo que queráis, ya os adelanto que hay unas cuantas cosas en esa cocina que, a mis amigas y a mí, nos han hecho reír hasta las lágrimas :). Adelante! 

 La cocina está en la planta baja y así es como se ve al abrir la puerta de la casita


 Como el resto de mi casita, está hecha con más ganas que ciencia, pero me gusta... he pasado tan buenos ratos con ella! Creo que fue la primera habitación que decoré y ver como iba tomando forma me hacía sentir que tenía la magia prendida de las yemas de los dedos :) Señor! 

 Vamos a recorrerla... Al mirarla, los ojos se van a la mesita que aparece en primer plano. Está hecha, al igual que las dos sillas, con un kit de "Minimundus". El mantel y los cojines los hice yo!!! Jaaaa! No he cosido en mi vida pero ya veis, una casita de muñecas te hace llegar hasta límites insospechados :) Los cruasanes que hay sobre la mesa son de Vic, lo mismo que el periódico. Me da la risa porque Vic y yo tenemos una historia muy divertida a cuenta de mi metedura de pata con un periódico como ese, algún día os contaré que ahora no le quiero quitar protagonismo a mi cocina :)


 Tiene dos fregaderos. No fui capaz de decidirme por uno solo de ellos, así que coloqué los dos. El primero, se ve en lateral izquierdo; también es un kit de "Minimundus"  Los barreños blancos los hice yo con fimo, Toma!!! Veréis que hay algunos platos sin fregar... se debe fundamentalmente a dos razones, una,  que he sacado las fotos a la una del mediodía y dos, que me encantan las casas "vividas"! :)...


  No dejéis de reparar en la caída que tiene el trapico que cuelga de la fresquera, por favor, me costó un mundo conseguirla! :) Y ojo también a la cortina que me la discurrí yo sola :) Las patatas del saquico son de mi puño y letra también :), en aquellos tiempos no dejaba de intentar ningún tutorial que caía en mis manos :), y tampoco paséis por alto la macetica que hay encima... Azu cree que no me gustan sus flores, pero a mí me encanta tenerlas en mi cocina :) El cuenco creo que es de Vic... ya ni sé! me regalan tantas cosas que pierdo la cuenta...


 Quiero enseñaros mi latica de sardinas :), me encanta!!! La hice porque iba a poner a cocer unas patatas y me pareció que las sardinicas harían el plato más consistente :)


 Las lechugas (son lechugas?) que se ven abajo no las he hecho yo, ojo! No sé si en la foto pasarán el filtro pero os aseguro que son espantosas :) Y no paséis por alto el remate de la cortina que en esa foto se ve muy bien :)

 El otro fregadero del que os hablaba está al fondo, en la pared frontal. No sé qué le vi... pero me lié a ponerle faldicas y me encantó como se veía con ese estante lleno de tacicas y platos encima :) El "Omo" y el "Persil" me traían recuerdos de casa de mi abuelica :), por eso monté las cajicas...


 La nena vestida de azul lleva uno de mis primeros vestidos de crochet, pobrecica... no me decido a cambiárselo porque como va a enredar al gatico, prefiero que se eche a perder el vestido que lleva puesto que uno de mis modelitos de "Cherubín" :) Mi casita está llena de niños que juegan con gaticos... Habéis visto la expresión que se le pone a un niño cuando acuna en sus bracicos a un gato? :)

 El fogón ocupa el centro de la pared frontal... fue un regalo de cumpleaños y no puedo imaginar cosa más bonita para mi cocina... Al editar la foto me he dado cuenta de que la campana estaba un poco torcida :(, ya lo he remediado, pero disculpad que la foto se quede así porque ya he recogido todo el desaguisado que he organizado para hacer esta entrada :). El reloj de la pared es una de mis osadías :) y el guante de horno, uno de mis triunfos :)


 Habéis reparado en la bolsica del pan, verdad? Todo handmade by me!!! Ahí tenéis!!!


 Y no sé si habéis pasado por alto los puchericos, pero cuidado!!! esos puchericos tienen su "aquel"! Ya os he dicho que mi cocina es una cocina muy "vivida" :) Menestra con verduricas de Tudela, pochas de Sanguesa y espaguetis con huevo frito para los chiquillos :)


 Como la cocina tiene dos fregaderos, pensé que no pasaría nada si ponía dos alacenas así que pum pum! Una al fondo, a la derecha de la cocina, para guardar todo eso que hay que guardar y que me apañé en un brote "imprimibles" que me dio :) Ojo a las teteras del último estante! También tuve mi "brote fimo" :) Lo que no puedo explicar es en qué andaría yo pensando el día que hice y dejé ahí ese cesto que aparece en el suelo...




  Rodeando la cocina, hemos llegado a la pared derecha... Ahí está la segunda alacena con mi teterica roja y su jarrica a juego y ese cestico de naranjas que me hice tan ricamente :)


Aquí se ven mejor :) La, la, la...


 Y entre alacena y alacena, la puerta de mi cocina que es una preciosidad. Apenas se ve, pero yo sé que está ahí :)


 He dicho dos, pero no hay dos sin tres :)


 Una alacena nunca molesta en una cocina :), además, esta tiene muchos tesoros que me gustan a mí :)

   Mis teteras y mis frasquicos de especias :)


 Puchericos de cobre y soperas de domingo :)


 Y como casi todos los armarios y cajones de mi casita, sus cachivaches dentro :)


 La joya de mi corona, jaaaaaaa! No os perdáis este mueblecico con sus accesorios, jaaaaa!!! 


 El día que mis amigas lo vieron por primera vez pensaron que mi rodillo de amasar era una garrocha y ninguna adivinó que lo que cuelga con el trapico era una cuchara de madera de boj... a veces las amigas también te dan disgustos... jaaaaaa! 

 El día que amasé pan, amasé pan... la verdad es que hay bastante pan en mi cocina, pero lo cierto es que mi casita está llena de niños también :) Azu, has reconocido esa florecica lila? Mialá que bonica, mija! :) 


 Y ya para terminar... la cocinera! Cuando suena el móvil y es mi madre la que llama, en la pantalla me aparece esta imagen:


 Ella no lo sabe, pero yo me la imagino así cuando, dentro de muchos años, se haga mayor... desde luego el blanco de ese delantal hace mucho tiempo que lo domina, pero a mí sobre todo me gusta esa mirada, esa sonrisa... pareciera que estuviera imaginando ya sus dulces en la mesa y ese instante de silencio que se produce cuando alguien prueba esas cosas tan ricas que ella hace en su cocina... justo antes del "WOW!!!!" 

                                                   :)












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...