Seguidores

jueves, 31 de enero de 2019

Maison Bois: el salón (2)

   Aunque a la "casita Bois" la mece la brisa de la Alameda, nada que huela a mar le resulta ajeno; y aunque a Gabriela y a mi nos despierta el gorjeo de los gorriones, a veces, en la quietud de la tarde las dos hemos presentido un graznido de gaviota... El mar en el que Enrieta tomaba sus baños de olas en los días de bonanza está en el aire aunque no se nombra.

  En las páginas de este blog he ido desgranando retazos de una historia apasionante... quienes me seguís ya sabéis que, después del naufragio, la casita de la playa se cerró para siempre y ahora os confieso que sobre ella se impuso un rotundo silencio que nadie desde entonces se atreve a romper en presencia de Enrieta. Pero lo que los silencios esconden, la vida lo hace brotar de cien mil maneras :) así, la orilla de aquella playa está siempre presente en el azul y espuma de la alcoba, en cada pequeño mueble que conseguimos recuperar y restaurar o en un sinfín de caracolas que Gabriela se ha atrevido a dejar caer por aquí y por allá, como en esa mesita velador que ya se ha convertido en la firma de todas mis escenas... :) Ojo a esa pareja de novios que nos regaló mi Mav... os aseguro que cabe con holgura dentro de un dedal ♥



  Entre la vitrina sin nombre y la pared quedaba un hueco demasiado pequeño para que luciera cualquier cuadro, pero enorme para dejarlo vacío. Qué mejor que "Cherubín" para llenarlo de luz sin estridencias?  :)





  No, no voy a pasar por alto a la niña del paraguas amarillo :) El impermeable color cereza fue la estrella de nuestra última colección de otoño; resultaba tan irresistible con el gorrito a juego que pedí a Vic que me lo bordara para preservarlo :) El día que lo tejió una alondra se posó sobre la verja, la veis? :)





  Nuestra pasión por las casitas -no solo por la de la playa- nos mantuvo ocupadas muchos días a Gabriela y a mí :) Recuerdo que mi casita grande la construimos mi marido y yo sobre la mesa del comedor y tuvo horrorizada a mi madre hasta que la llegada de mis chiquillos nos hizo recuperar la cordura, jaaaaa! Qué Alameda podría sostenerse sin su casita de muñecas? :) Era obvio que de un modo u otro nuestra pasión debía estar presente también en el salón, fundiéndose con él como las minis se funden con nuestro día a día y desde el primer momento lo tuvimos claro...





 Me encanta!!!!! ♥ Acomodamos el color de la fachada a la tónica del salón y pintamos el tejado y las ventanas de roca de malecón; para fundirlo con el ambiente forramos el interior y tres de los cuatro estantes con el mismo papel que la pared... Y por qué dejaríamos sin forrar ese  primer estante?  :)





 Jaaa! Nooo, no voy a dejaros en la duda, Carmen no me lo perdonaría! Dejamos de forrar ese primer estante por la misma razón por la que Enrieta solo compraba las ensaimadas en la tahona del sobrino de Don Agustín: puro capricho, queridos! :) Creo que tampoco llega a apreciarse demasiado bajo los cuadernos de patrones que me guían en los gurimuris y en mis alardes de gancho y aguja, pero eso es lo de menos; yo sé que el estante desnudo está debajo como sé que los armarios y cajones de mis casitas nunca están vacíos :) En cualquier caso, la balda que me atrapa el corazón es la segunda... ♥



  Por debajo de ella, uno de esos jarrones "pocacosa" de Victoria, la mantica que le estoy tejiendo a Peladilla para ver si se olvida de la "chaise longue" y nada menos que un "Moët Chandon" de los viñedos de mi Vic :)  No es que conservemos el champan en la estantería, ojo, hace tiempo que vaciamos las burbujas en una fiesta para el recuerdo, pero conservo la caja para guardar los mil y un restos de ovillos que van quedando en el ir y venir de mis agujas :)



  Y por qué alondras? Porque Gabriela y yo nos negamos a permitir que se extingan como dicen que está sucediendo... porque no hay mejor compañía en los ratos de ensueño que el canto delicioso de una alondra. Lo identificáis? Os invito a descubrirlo si no es así. Por cierto! Esas que anidan en el salón de Gabriela son Daragón :)



  La pared sobre la casita me la ha llenado Dina ♥ Surgió de un intercambio inesperado en el que las dos disfrutamos tanto del dar como del recibir; seguro que conocéis la sensación... La niña luce como ninguna el estampado y el gorrito de paja con los que "Cherubín" rebosará su escaparate en cuanto llegue marzo, aunque lo que verdaderamente la encandila es la silueta en el horizonte del velero que reconcilió a Enrieta con la marea... Zarpó y amarrará en un puerto distinto al de nuestra playa, pero lo bailarán las mismas olas mientras ella se deja acariciar por aquellas mismas manos... El mar hizo jirones el barco de su juventud... llegamos a pensar que con él truncaba también su anhelada travesía, pero no hay tempestad que astille el corazón ardiente de mi dulce Enrieta como no hubo mujer que consolara a su marino desde el día en que creyó que la había perdido para siempre hasta aquel atardecer de mayo en que, al fin, de nuevo ella le miró a los ojos... No dejaré de contárosla, pero esta sí que es  historia para otro día :)



  No nos pongamos melancólicos que está asomando el cuco! :) Lo he intentado de cien mil maneras, pero esta es la mejor foto que he podido conseguir... 



  Lo he colgado en un pequeño tabique que yo misma hice para alargar la pared y por más que lo he intentado, no he conseguido que la cámara muestre al leñador que corta y apila la leña junto a la verja mientras las clavelinas se van abriendo arriba en la galería y el cuco entra y sale de su refugio de madera; intentad imaginarlo porque os aseguro que es un verdadero capricho :)

  En fin, a falta de explicarle a Carmen cómo fue la fiesta de bautismo de la vitrina que sí tiene nombre, poco queda en la salita por mostrar... de hecho, creo que solo he pasado por alto la mesita junto a la "chaise longue"... Siempre he suspirado al mirar los tapeticos de bolillos de Tere (Santiaga) y tuve la fortuna de que el destino me acercara uno hasta la Alameda ♥ Luciría perfecto en uno de esos muebles de colección que consiguen hasta cortarnos la respiración, aunque confío en que la humilde mesita de Gabriela y la compañía de uno de los cuencos de la colección "pocacosa" de Vic lo hagan sentirse igualmente querido y admirado :)




  Resumiendo... así es como se ve el salón :)



 Y en el centro, presidiéndolo todo como si la salita de la Alameda tuviera también su propia alma, la mujer hermosa que la ha inspirado...



...nuestra adorable y dulce Enrieta...    ♥



  Qué bien has sabido entenderla, Carmen! :) Te desvelo el misterio de la "Vitrina Lanjarón" :) Su nombre nace de una de esas jugadas magistrales a las que Enrieta nos tiene tan acostumbrados, verás... todas las primaveras, ella despedía el invierno tonificando el cuerpo y el alma con las aguas de Lanjarón. No estaba bien visto en aquellos tiempos que una mujer viajara sola así que, en la primavera siguiente al naufragio, cuando Enrieta anunció que esa era su intención, Encarnita y Sebastián -para espanto del matrimonio y horror de Enrieta- tuvieron que ingeniárselas, por orden de la familia, para reservar las mismas fechas en el balneario. Dos días antes del previsto para iniciar el viaje, un transportista dejó en la puerta de Sebastián la vitrina que luego rescató Gabriela con una escueta nota en la que Enrieta le pedía que se encargara de facturarla hasta Granada y le explicaba que nunca viajaba sin la vitrina donde guardaba sus juegos de toallas y el albornoz :) Aquella misma noche al pobre Sebastián le brotó una urticaria que, además de hincharle la cara como un Zeppelin, le impidió viajar y lo mantuvo recluido en casa con su Encarnita unos cuantos días más de los que Enrieta disfrutó de su soledad en Lanjaron, jaaaaa! Aún recuerdo las risas de Enrieta cuando nos lo contaba, los piononos que degustamos entre carcajada y carcajada y el desconcierto del transportista con las idas y venidas de la que desde entonces llamamos "Vitrina Lanjarón" :)

  Os contaría más cosas, pero de nuevo acaba de asomar el cuco... :)



 Cuesta cerrar la entrada porque con ella de alguna manera también se cierra  la puerta de mi pequeña "Maison Bois" que durante meses ha rondado mi cabeza y mi corazón. Es hora de abrir el paso a nuevos proyectos y nuevas historias. 

  Ojalá os haya encandilado tanto como a mí y ojalá haya sabido transmitiros el bienestar entrañable que me ha regalado desde aquella mañana en la que, por sorpresa, una amiga a la que quiero muchísimo me pusiera entre los brazos la casita de madera con la que jugó su hija ♥ 









:)

25 comentarios:

  1. Hola Zulueta
    Realmente es una hermosa habitación y todos los accesorios son perfectos.
    Gran abrazo
    Giac

    ResponderEliminar
  2. gracias, gracias, gracias...leerte es un maravilloso tónico que aprecio más si cabe en estos días convulsos en que cuesta sonreir ...gracias por mi sonrisa de hoy ...bueno, y por las explicaciones claro está ...

    ResponderEliminar
  3. Yo me enganché a las minis con las que disfruté, aprendí y conocí a gente maravillosa...... Pero ahora, en esta etapa tan incierta en la que me gustaría, por un lado, que acabara pronto, pero por otro lado que no acabara nunca, sólo puedo, y no siempre, acercarme a estas historias que tanto me ayudan a recordar que me están esperando para cuando yo pueda, quiera o decída volver..... Gracias Ele, por acercarme a la maison bois.... Esto es mucho más....mmmmuá

    ResponderEliminar
  4. La Maison Bois, te ha quedado estupenda, vas a tener que hacer una tercera entrada con vídeo de ese cuco que seguro me dejara con la boca abierta, esa botella Moet Chandon de los viñedos de Vic es un lujo.
    Gracias a tu amiga por este regalo de la casita de madera que con tus manos vas decorando y contando maravillosas historias que me tienen enganchada.
    Gracias Elena, es brisa fresca que me despeja de los problemas de la vida.
    Un abrazo.
    Maite

    ResponderEliminar
  5. Beautiful warm room. I love all the wonderful items in it.
    Hugs Maria

    ResponderEliminar
  6. Pico doro!!!!!!
    Que gusto da leerte mija.
    La casita Bois esta divina de la muerte, pero tu entrada es una joya que alguna vez vendré a releer.
    Te quiero, hermana.
    Besazos 😘 😘 😘

    ResponderEliminar
  7. A very beautiful room with wonderful words accompanying it. I love the way you saved the old house. The change is amazing.
    Hugs, Drora

    ResponderEliminar
  8. Me encanta ese salón, y la historia, y, y, y...
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Ir siguiendo el progreso de la casita Bois ha sido un verdadero placer. Da nostalgia cuando un proyecto se termina, pero tú la tendrás al alcance de tu vista y nosotras tendremos esta entrada grandiosa para recrearnos en ella y en su historia. Maravillosa casita Elena, todas las habitaciones son muy cálidas, acogedoras y encantadoras, con esos pequeños detalles que tú sabes darle. Una joya.

    ResponderEliminar
  10. Pfff....y ahora yo que digo?iba decirte picodoro pero se man adelantau
    Un placer para la vista yel celebro😘😘😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar
  11. Te ha quedado preciosa y llena de detalles entrañables. Un beso
    Teredu

    ResponderEliminar
  12. Prachtig huis geworden, mooie details zoals het mooie behang, borduurwerk, het popje vindt ik ook erg mooi en zelfs een mini poppenhuis met schattige beertjes, geweldig!

    ResponderEliminar
  13. ¡No se si he disfrutado más con las explicaciones o con las fotos!.Es todo precioso.

    ResponderEliminar
  14. Es una pasada , vaya cambio, recuerdo cuando enseñarte la casa recien te las regalo tu amiga, y parece increible en lo que la has transformado... muy dulce y muy bien decorada, y por supuesto con mucha historia, sino no sería tuya.. me ha gustado mucho... besos.

    ResponderEliminar
  15. Como no podía ser de otra manera,la casita es digna de estar en la alameda y eso es mucho decir!! En la alameda sólo caben las maravillas,los sueños,las esperanzas y la magia,y eso haces tú,magia con tus palabras y tus detalles.
    Enhorabuena por otro sueño realizado y gracias por compartirlo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. You've made once more wonderful additions to the room… of course the stitched pictures are awesome and this house shelf by artofmini turned out awesome, it made me smile that you've placed birds with their nest on the roof. Wonderful work - and an amazing change of this house that has now a deserved second life.

    Besos
    Birgit

    ResponderEliminar
  17. Una bella casa. Il salone è molto accogliente. Stupendo il mobile a casetta.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta y me encanta. Te he dicho que me encanta?.
    Es una habitación preciosa y con tu paso a paso aún se disfruta más.

    ResponderEliminar
  19. Que estoy un poco perdida.. Tu tienes todas las palabras que a mi me faltan . Para redactar.. Que poquito si que tengo. Que preciosas entradas haces.. Y que de maravillas que tienes.. No te digo de una cosa, por que me gustan todas.. Están acogedora esta casita . Y tu más. Me encanta !! Bsss

    ResponderEliminar
  20. Wow, que preciosidad de habitación.
    Y esa estantería......es perfecta.
    Puedes creer que yo la tengo sin armar ?, está a la espera de un buen lugar.
    Un besin

    ResponderEliminar
  21. ¡qué preciosidad!
    hay muy bonitos detalles, que destaco!!! buff... todo

    pero sobretodo me ha gustado la casita-estantería, los cuadros tejidos, el sofá...

    ¡¡¡¡muy buen trabajo!!!!

    ResponderEliminar
  22. Como te dice alguien en el foro : es un placer leerte.No solo te envidio por tu arte con las minis sino por el arte que tienes al contarlo, es una prosa a la vez ágil y poética.Lees y te atrapa el alma, no exagero : “Lo que los silencios esconden ....” que bonito !
    Pero centrandome en tu casita Bois, me gusta la calidez que desprende toda la casita,;las alondras , que simpáticas !, la intriga con la historia de Enrieta , la segunda balda también me atrapa el corazón a mi : que tierna ! en fin , una delicia todos los detalles , el buen rato que he pasado.... Gracias y enhorabuena .Besos

    ResponderEliminar
  23. I adore the dollhouse bookshelf, it is wonderful!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...