Seguidores

martes, 5 de enero de 2016

Queridos Reyes Magos...

  

  Ya es cinco de enero... Cómo vuela el tiempo! Aún conservo en mi ordenador la carta que escribí a Sus Majestades cuando mi pequeño tenía cinco años y mi niña solo dos… Mi muchacho era por aquel entonces un apasionado de los dinosaurios y a mi muñequita le volvía loca el color rosa… Si los vierais ahora! Para mí siguen siendo “mis chiquillos”, me recruje todo cuando los veo salir de casa al volante del coche, cómo ha sucedido esto???? 

  Las noches de Reyes han cambiado también, ya no nos dejamos la vista tratando de descubrir, de noche en el horizonte, las antorchas de la cabalgata que se acerca, ni nos levantamos a las tres de la mañana al grito de “ya han llegado!!!”, pero a ninguno se nos olvidan aquellas noches de ensueño en las que la ilusión y la magia tomaban los mandos, en las que los sueños se hacían realidad y la mañana nos sorprendía con huellas de camello en el pasillo… :)

 Volverán, sé que volverán... cuando mis chiquillos crezcan un poco más y tengan sus propios cachorros :). Por ellos, quiero volver a enviar aquella carta que mandé entonces… alguna de las cosas que pedí aún no ha llegado… quizá esta noche sea la noche… :)


        Queridos Reyes Magos:

Acabo de contarle a mi hijo que ha nevado mucho en Escandinavia, que la noche pasada ha sido tan fría que la nieve se ha helado, que tu camello, Melchor, ha patinado en el hielo y aunque su herida no es grave, tiene una pata lastimada y eso va a retrasar vuestra marcha. Acabo de contarle que el paje de Baltasar que se llama Lualdo y habla con los camellos, le ha vendado la pata y le ha preparado un brebaje especial que cura el dolor, que tú sigues viaje caminando, acariciando su hocico y dándole de vez en cuando azúcar de caña, que le arropas con tu capa cuando cae la noche y velas su sueño…

Me ha preguntado tantas cosas…! Quiere saber dónde está la mamá de ese camello; si el jarabe de Lualdo sabe a limón –su caramelo preferido-; si tú tienes una manta para la noche –como la de la yaya, que tiene un enchufe y nunca está fría-; si Gaspar y Baltasar os esperan para llegar todos juntos; cuándo dejará de nevar, cuántos días faltan…

Quiere saber si a pesar de todo, recuerdas que aquí, en casa, hay un niño que os adora y os espera, que os preparará en vuestra noche - que en realidad, es la suya- un buen refugio para descansar, que tendrá preparado un vaso de leche para cada uno, galletas de vainilla y una tirita con la cara del Rey León para tu camello y que quiere que le traigas un dinosaurio. En realidad quiere todos los dinosaurios del mundo, para hacer manadas de cada especie y llevarlas por el pasillo hasta el Valle Encantado donde nunca falta el agua y los árboles están repletos de hojas y frutos, junto al sofá, donde está la maceta que riega papá :). Definitivamente mi hijo quiere un dinosaurio, porque los dinosaurios son lo que más le gusta en el mundo y aunque no trajeras nada más, aunque tengas que dejar parte de la carga por el camino para no cansar a tu camello herido, quizá pudieras resguardar bajo tu capa un dinosaurio pequeño que fuera lo más grande posible.

Su hermana aún es pequeña, cualquier cosa que traigas la hará feliz. Solo debe ser de color rosa, tú ya lo sabes, si es rosa estará bien.

¡Me han quedado tantas cosas por contarle…! No le he dicho que muy cerca de aquí el cielo de repente se ha puesto rojo, como el fuego…por el fuego…Que la noche pasada ha sido tan fría que nos ha helado el corazón una vez más, que nuestro viaje de nuevo se ha detenido…

No le he dicho que la mamá de Lucas está en el hospital y su papá en la cárcel, que las heridas han sido profundas, que su jarabe tiene mal sabor y no la curará…

No sabe que hay muchos lugares donde no podréis llegar esta Navidad, que hay pocas mantas –ninguna como la de la yaya- pocas tiritas, pocos caramelos de limón y pocas galletas… demasiados niños caminando despacio, demasiados hombres corriendo demasiado. No sabe que sigue nevando y que yo no sé cuándo parará, no sabe cuántos días faltan ni que yo no los puedo contar…

Por eso os escribo, con la misma ilusión, con la misma fe y con la misma esperanza que a los cinco años, para pedirte, para pediros a los tres no tener que contárselo nunca. Si me pudierais traer un camino, si me quisierais enviar una estrella yo podría, yo siempre querría seguir esa estela, mis manos con otras dos manos y esas dos con otras dos. El Valle Encantado no puede estar tan lejos, los árboles no pueden estar secos, el agua no puede haber dejado de correr, porque mi hijo quiere un dinosaurio y yo lo quiero a él más que a mi vida y quiero que dentro de un tiempo –que no será mucho-, cuando el os escriba como yo lo hago ahora, pueda deciros: “…como todos los demás niños del mundo mi hijo espera feliz vuestra llegada…como todos los demás niños del mundo…”

Recordad en cualquier caso que aquí, en nuestra casa, hay alguien que os adora y os espera, que tendrá preparado en vuestra noche un dinosaurio y una casita rosa para aligerar vuestra carga, y una fuerza y un anhelo y una voluntad, porque fuerza es lo que más quiero en el mundo y aunque no me trajeras nada más, aunque vuestras alforjas quedaran vacías por el camino, tal vez pudieras cobijar bajo tu capa un poquito que fuera lo más posible...

Feliz noche de Reyes!!!        :)



19 comentarios:

  1. Me has emocionado..que carta tan preciosa me han brotado las lagrimas al leerla.
    Los reyes seguro que recogieron todos los dinosaurios que encontraron y todo lo rosa...color adorado por las niñas y especialmente por tu pequeña que inevitablemente ha crecido.....y quiza el rosa sea un recuerdo maravilloso..y ha cambiado por ropas preciosas que luce como nadie.Tu niñito...que le gustaban los dinosaurios conduce flamantes coches con orgullo y ambos flirtean para tener unos compañeros de vida y traer niños que volveran a hacerte escribir una carta de reyes de esas que solo tu sabes escribir y yo deseo leer.
    Querida amiga....esas epocas evocan nuestras sonrisas y ha tocado el cambio,ellos seran padres y volveran a vivir y sentir lo que sentimos nosotras con ellos.
    A mi me toca hoy ir a la cabalgata que ilusion ver caras felices e inocentes.
    Felices reyes ...
    un abrazo
    Maite

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ver . ...no son horas de hacer llorar al personal .Esta carta es de publicarla en el semanal en el dominical en los informativos en el.mundo mundial.No creo que haya una mas bonita enternecedor y mejor escrita en.ningun rincon del mundo.Por cierto, le trajeron el dinosaurio? Besos

    ResponderEliminar
  3. Ésta vez,me has dejado casi sin palabras,solo siento emoción y un calorcito que recorre mi cuerpo imaginándote escribiendo esa carta,con la ilusión en los ojos,la imaginación trabajando a toda marcha,para responder a tu niño con todas sus preguntas,el amor que destilan tus palabras.....y la ilusión no perdida a pesar de que ya no son las noches de reyes como las de antes,pero lo volverán a ser algún día,eso seguro,siempre que guardes dentro de ti todos los recuerdos de cada una de las pasadas!!
    Feliz noche de reyes!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Conmovedor hasta las lágrimas. Feliz día de reyes, feliz 2016. Me uno a tu ruego. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Te estoy escribiendo mientras ruedan las lágrimas por mi cara.
    Siento con cada una de tus palabras, la ilusión, la curiosidad, la ternura, la inocencia, la generosidad y el amor de tu pequeño que se preocupó mas por el camello de Melchor que por insistir en pedir su dinosaurio.
    Y siento en cada una de tus palabras también, la sensibilidad, la generosidad, la esperanza, la fe y el inmenso amor de una madre que desea sobre todo proteger a sus hijos y ofrecerles, no solo lo mejor del mundo, sino también un mundo mejor.
    Llegaría el dinosaurio y la casita rosa. Y estoy segura de que los Reyes Magos lloraron, como yo lo hago ahora, por la frustración de no poder hacer realidad todos tus deseos.
    Seguiremos insistiendo, y tal vez a nuestros nietos, les puedan traer algún día todo lo que tu esperas.
    Al fin y al cabo...son magos.
    Gracias, amiga, por compartir esta belleza con nosotros.
    ¡¡Feliz noche de Reyes!!

    ResponderEliminar
  6. Qué palabras más bellas. La noche más mágica del año, aunque nuestros cachorros hayan crecido y el tiempo se haya escurrido entre nuestros dedos como el agua, seguirá siendo mágica.
    Me uno a tus peticiones y que a nuestros niños(no tan niños), les sonría la vida.
    Un beso.
    Nuri (Balky)

    ResponderEliminar
  7. Hola: me siento identificada con tus palabras. Nuestros hijos ya se nos hacen mayores pero la magia de esta Noche sigue existiendo. Seguro que este Año los Magos de Oriente te traerán todo lo que les pides... Felices Reyes.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonitas palabras Elena, es una noche mágica y yo la disfruto mucho, mi hijo aún es pequeñito y vive ésta noche con mucha ilusión y yo con muchos nervios, jejejej.
    Besos y feliz día de Reyes !!!!

    ResponderEliminar
  9. Buuuuuáaa... Felices Reyes...... Buuuuuáaa.....

    ResponderEliminar
  10. Si me dejas, te acompaño por ese pasillo al Valle Encantado, a ver si con otras dos manos conseguimos algo. ¡Ojala!
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Madre mia!!!! no me lo puedo creer,una más que se une al clan de las lloronas y como dice la compañera,esta carta tienes que salir hasta en el telediario.
    Hace años que no leo algo tan bonito y enternecedor.
    Sabia que creabas con tus manos pero ahora me has demostrado que creas con el corazón.
    Que carta más bonita,me imagino a tus hijos leyendosela a tus nietos,o por que no tu misma,que maravilla,que envidia me has dado,has sabido contar lo que todas pensamos y no sabemos expresar.
    Permíteme que te haga una reverencia y te felicite desde lo más profundo de mi corazón,ya te admiraba pero con esto me has ganado totalmente,de mente y corazón.
    Bss apretaos!!!

    ResponderEliminar
  12. Solo puedo decir.......preciosa.

    ResponderEliminar
  13. No sé si la puedo copiar y pegar..me encantaría poderla tener en papel para leersela un día a mis nietos...
    empezaría así...contaba la amiga Elena...que en una carta que escribió a los reyes...etc,etc

    ResponderEliminar
  14. Uff.. que bonito se vierte el sentimiento y la ternura .. que recuerdos ,a mi nieto le encantan los dinosaurios también pero hoy en dia ya se ha perdido mucha magia .. pero yo si la tengo en mi interior y me uno a tu magia en esta carta llena de ternura y ojala podamos caminar con las manos unidas . Feliz día de reyes .Bss

    ResponderEliminar
  15. Precioso!!! Espero que se haya cumplido y continue cada día de este año.

    ResponderEliminar
  16. Y ahora como hago para quitarme el nudo que tengo en la garganta... volveré a leer la entrada de tu cocina.
    Preciosa Elena, así sin más. Ojalá esos reyes tuvieran la capacidad suficiente en traer las alforjas llenas de un poco mucho bienestar al mundo entero
    Un abrazo gigante como los dinosaurios de tu "niño"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...